19.11.04

una de suavidad, por favó

¿Tan dífícil es frenar con un poquito de suavidad? Vamos, digo yo. Tiene narices que te toque un conductor de metro que frene a lo bestia, pero que luego te toque otro de igual afición en el cercanías...Mira que es casualidad. Pero bueno, quitando eso y la saturación de gente (chavalín, quitate la mochila que ocupa, tron), trayecto habitual. Menos mal que en el momento de más tensión (lease gente cargando cual ariete en Entrevias para poder entrar) me llegó una frase de los Monty Phyton a los oidos. No era el "nadie espera nunca a la Inquisición Española", sino la otra, la famosa, "Always look on the bright side of life" turu, turu, turu turu (esto es un silbido, echarle imaginacion).
Luego, hala, a patearme la bendita Charly Three para buscar un metro que, ¡oh!, Ley de Murphy, estaba justo al lado del despacho. Luego a tomar medidas. Cuando te falta una, pues te llama el jefe y te las pasa por mail. Vamooos!. Esto es coordinación y no la de la catapulta infernal.
Tenía más cosas de las que hablar, pero es que ya no me acuerdo....Maldito Sindrome Doris, ¿Quién me lo habrá pegado?
´
PD: se busca historia con protagonista para relato corto.

1 Comments:

At 19 nov. 2004 19:25:00, Blogger meiko dijo...

Pues si, parece que los enseñan a frenar lo mas rapido posible, haber si asi la gente se cae.... al menos es lo que me pasa casi todos los dias en mi adorado metro... Haber si alguien inventa algo contra el sindrome doris, q afecta tanto a los jovenes de hoy en dia, jeje. Besiños.

 

Publicar un comentario

<< Home