9.3.05

Odios deportivos

Ya tengo algo más que añadir a mi lista de odios deportivos. A los puntos ya anotados mentalmente, el estilo de juego de la NBA y los atletas superdesarrollados entre otros, me llena de orgullo y satisfacción añadir el del fútbol rácano, versión italiana (especialmente) o versión Mourinho (reciente incorporación). Indistintamente.
Puede que este pensamiento se deba a la (muy) reciente eliminación del Madrid (de este hablaré otro día), aunque ese tipo de juego siempre me ha dado grima, cuando menos. Se puede ser defensivo, pero ser contrario a cualquier mínina expresión de espectáculo, que es lo que es esto en definitiva, me parece muy triste.