8.6.05

Divagación mental


Hay cosas que me joden en la vida. Hoy he visto en alguna pantalla de ordenador alguna de ellas, pero esa es otra historia que se contará en otro lado, o en otro momento. Que eso, que hay cierto tipo de tipos que no es que no soporte, sino que me tocan la fibra sensiuble. Muy buenos ejemplos estaban hoy presentes en la enésima reunión para el maratón de Radio3. Alta concentración de frikys por metro cuadrado...

De un tiempo a esta parte vengo notando algo que en ocasiones me desespera. Que me llega a veces a sacar de quicio. La cuestión es que, coño, pareciera que no se puede ser normal en esta vida. Ni serlo ni hacer cosas normales. Joder, que parece que si no tienes ideas revolucionarias que cambiarán el destino del ser humano no eres nadie...

A ver. Parece que en este mundo en que vivimos no te puede gustar la música normal / comercial que le guste al resto. O una película con la que simplemente lo pases bien sin ser ésta una maravilla. O que vistas con un jersey más o menos normal. No puedes ser así. No teneis más que ver los suplementos de tendencias y demás temas relacionados como el nuevo EP3. La ropa rara (cuando no fea de cojones), super in, la música en ocasiones lamentable de grupos que al ser alternativos ya deben ser buenos, pero muy in, películas inaguantables, pero lo más de lo más porque una comedia americana no puede verse porque sí. Anda,anda...

Y ya si llegamos a los programas de radio del susodicho maratón, yo es que lo flipo, tronco. En colores. Desde el profesor a los participantes, este frikismo este se expande. Parece que ahora el ser original es ser alternativisimo. Parece que en estos tiempos el hacer cosas normales esta feo. Hacer un programa de radio tiene que ser algo revolucionario, aún a riesgo de que le guste al que lo ha hecho y a su sombra. Las cosas normales están mal vistas. Otro ejemplo de esto fue Diseño de Revistas, donde aprendimos que parece que sólo está bien hecho aquello que se escapa de la mayoría de la gente y que es de círculos de entendidos (la revista esa "Matador").

Yo no es que reivindique la cultura de masas, todo convencional y sin imaginación. Nada eso. Lo único que digo es que también se puede ir por la vida siendo más normalito. Lo que se podría decir ser un tipo corriente y hacer cosas (programas, revistas o textos) de calidad. Me podría explicar mejor y lo haré en los comentarios si alguien lo pide...
Anda, anda...