8.9.05

A bote pronto

Así, a bote pronto se me pasan por la cabeza diferentes (y a cuál más extraña) ideas. Una de ellas podría ser que con don Luís Aragonés, el Sabio de Hortaleza, el entrenador español más laureado, el bla bla bla, no vamos a ningún lado. Bueno sí, quizas a la repesca, a las que nos vamos aficionando. Quizá luego tenga que condimentar estar palabras y tragarmelas cuando seamos campeones del mundo de fúrbol (demostrado que desvarío más de lo normal). Con este estilo, con este juego, si caemos en cuartos de final, a la Cibeles todos de cabeza.

Luego podría hablaros de que mi ordenador me tiene loco debido a que, aparte de hacer un ruido más propio de un 486, se niega a permitirme grabar unos míseros DVDs de una serie que, en atención a mi amor propio, creo que de momento mantendré en el economáto, que dirían aquellos.

Tiene narices. Prometo que cuando me puse a escribir esto tenía más ideas para poner por aquí, pero ya veis. A uno se le pira la pinza que da gusto. Así que procederé a marcharme a sobar, que mi dura vida de becario-trabajador-aunque-no-os-lo-creais y estudiante del Medievo últimamente me tiene realmente agotado.