29.8.06

En tres días

En tres días sabré si continuo siendo un becario mundialista otro mes o si, por el contrario, paso a convertirme en una persona cualquiera que goza de un tiempo sabático indefinido mientras busca algo con lo que poner fin a ese tiempo de descanso, aunque sin pasarse, que eso puede afectar gravemente a la salud. Es decir, el viernes uno de septiembre (no antes ya que quien me lo tiene que decir anda de vacaciones) me dirán o te necesitamos quedate un mes más, o bien, esperamos que hayas aprovechado la experiencia de estos dos meses, te deseamos lo mejor, bla bla bla.
Y yo que espero, pues por un lado espero que me digan que me quede, que el dinero no viene mal y no estoy muy disconforme con el sitio donde estoy. Pero por otro lado hay ganas de poder tirarse unos cuantos de días seguidos descansando a lo bestia, cosa que uno no ha podido hacer en condiciones desde el exiguo mes de agosto de 2005 (y entonces estuve estudiando, asi que tampoco demasiado). Lo que me digan, viéndolo así, no me desilusionará...
¿Qué será, será...?