26.11.06

Cosas que me desesperan

A la hora de salir de marcha, de fiesta o como prefirais llamarlo, hay varias cosas y situaciones que me desesperan muchísimo. De estas que te sacan tanto de quicio que te olvidas de otras cosas. Una de ellas, y puede que la más importante, es que no soporto que la gente empuje para poder pasar. Al principio de la noche no me suele importar demasiado, hasta que llega un momento en que estas hasta la polla de que te empujen para pasar por sitios virtualmente imposible o de malas maneras y te plantas. Y decides que no piensas moverte para dejar pasar a una fila de idiotas, ya sean chicos o chicas (estas casi son peores, la hostia lo que empujan). Y me la suda que me miren mal, que por cierto, van un par de ellos en las últimas semanas (un par de pijos de mierda, añado). No sé si a vosotros os desesperará tanto...

Alguna que otra cosa desesperante en una de estas noches es que te queme en la mano el cigarrillo de un puto gilipollas-hijo-de-papa de clase alta que se dedica a hacer el payaso por el local, dando saltitos, bebiendo a espuertas y jugueteando con unas lucecitas de colores (sí, una especie de cubitos de hielo con luces), con ese aire de superioridad tan característico entre esta gentuza. Maldito cabrón.

1 Comments:

At 27 nov. 2006 20:32:00, Blogger Mary dijo...

Yo por eso paso de ese tipo de sitios en los que ademas por regla general no oyes a tus amigos... a parte de magullado por los empujones y golpes acabas afonico, y encima desesperado. Vamos, una mierda.
besos!

 

Publicar un comentario

<< Home