20.12.06

Día ganado, día perdido

En el mundillo de la prensa existe un término bastante importante: el cierre. El cierre es, como su nombre indica, el proceso de finalización completa de la elaboración de la publicación y su envío a imprenta. Los cierres suelen ser momentos de especial trascendencia porque Mr. Murphy tiene sucursales en todos estos sitios.
Bueno, el caso es que ayer, echándole un par de cojones de toro dejamos la revista (La Luna de Metrópoli) casi a punto del cierre. Ganar un día en cosas así siempre es bueno y más si la perspectiva es tener que venir a trabajar el sábado porque el lunes es fiesta, algo necesario pero que no apetece pero nada.
El caso es que yo, como todavía soy un poco ingenuo, había pensado que hoy meterían caña a los redactores, harían el planillo, etc. para ir adelantando trabajo y conseguir no estar por aquí todo el sábado. Como os decía soy un ingenuo y nada de eso ha pasado hasta el momento, salvo contadísimas excepciones. Es decir, un día casi de adelanto que conseguimos, un día que los señores jefes de sección tiran a la basura. Qué de puta madre. Bueno, uno de ellos porque el otro ni siquiera ha aparecido en todo el santo día.
Bienvenido a El Mundo real (qué sutil soy cuando quiero, la leche)...

Etiquetas: ,

1 Comments:

At 20 dic. 2006 19:18:00, Anonymous Chiqui dijo...

Desgraciamente, pasa en todas las redacciones de El País :)
Hay gente que no tiene vida privada y no piensa que los demás la podamos tener.
Mundo cruel...

 

Publicar un comentario

<< Home