18.1.07

Cayendo en la rutina

Cuál es el momento concreto en el que te das cuenta de que empiezas a estar hasta la punta de tal del trabajo? No, no es cuando tu algo-parecido-a-jefe te echa a ti y a tu compañero una reprimenda pública por una nimiedad que luego tu auténtico jefe dice que olvides (porque de verdad que era una tontería). Tampoco es cuando ves que por mucho que te esfuerces, sigues sin conseguir ocupar esas dos largas horas que te dan para comer. Y por supuesto no es cuando salir a las ocho y media de la tarde te parece pronto.
Yo hoy me he dado cuenta. Lo he visto. He asimilado que ya me empieza a quemar el curro. Lo he visto. he tenido conciencia de ello. Ha sido en el momento justo en el que al montar en el netro has montado con la misma señora de ayer, con los mismos chavales que se bajan para ir a la universidad, con los mismos rumanos tocando la guitarra (sí, la guitarra, ni acordeón ni saxofón, increible). El momento en que empiezas a ver esas caras como algo cotidiano, en ese momento de tas cuenta de que has caido en la rutina (vaya frisbee que lanzo, increible (por cierto, que gran expresión esto de las teorías frisbee))...
Bueno, que ya va siendo hora de que me ponga a currar. O a aparentarlo. O algo así...

Etiquetas: