1.3.07

Pasarse de parada

Hoy he llegado tarde al trabajo. Bueno, siendo sincero, más tarde de lo normal (que quereis, así es este trabajo). En parte porque he salido tarde de casa. En concreto he salido de casa a la hora en la que teóricamente debería entrar a trabajar, pero con eso no hay problema, hoy es jueves y es la mañana más relajada de la semana, así que tranquilidad.

Pero bueno, he llegado más tarde porque me he pasado de parada en el metro. Esto te puede pasar cuando el metro va llenísimo y te es imposible salir (que no era el caso), cuando vas dormido (que tampoco), cuando vas con la tajada (nop), cuando el conductor se pasa la parada (que dicen que a alguien le ha pasado) o en otras situaciones similares. Pero hoy nada de eso. Yo no sé que me ha pasado que de repente he aparecido una estación más p'allá de la que debería. Cuando las paredes de la estación no te suenan ves que algo va mal. Vaya cabecita la mía. Eso sí, ni un asomo de preocupación por mi mente, al menos algo es algo...

Quizás fuera por estar más pendiente de evitar que la tipa de mi lado se durmiera sobre mi hombro, que mira que me estaba dando grima. Eso o que simplemente se me ha ido la pinza...

Etiquetas:

2 Comments:

At 1 mar. 2007 19:35:00, Blogger Mary dijo...

jajaja, a mi también me ha pasado alguna vez pero es que yo siempre voy en mi mundo xD
Un bracito!

 
At 1 mar. 2007 19:51:00, Blogger rubenvike dijo...

A mi no me suele pasar, y eso es lo que me ha mosqueado...Acaso ya no soy capaz de evitar que alguien se me duerma en el hombro y estar atento a la parada a un tiempo? Tampoco me extrañaría...

 

Publicar un comentario

<< Home